Opinión | Cámara única y centralismo

Por: Miguel Contreras A. Doctor en Geografía. Académico Departamento de Geografía de la Universidad de Chile

A partir del año 2011, a largo del país, ciudadanos y ciudadanas de diversas regiones, provincias y comunas realizaron numerosas protestas ante complejos y urgentes problemas ambientales, sociales y económicos que las afectaban. Las movilizaciones masivas de Magallanes el 2011, Aysén y Freirina el 2012 y Chiloé el 2016, entre otras (todas ocurridas antes del estallido de 2019), pusieron en jaque al gobierno central con los llamados a huelgas y paros regionales, los que implicaron, muchas veces, cortes de caminos con piquetes o barricadas, tomas de rampas y aeropuertos, actos culturales y marchas multitudinarias en las principales ciudades y pueblos de dichos territorios.

A través de estas protestas, muchas veces convocadas por “asambleas ciudadanas”, las personas de regiones, y en específico de zonas con poca población, criticaban descarnadamente al centralismo político y administrativo del país. Esta crítica fue bastante transversal en términos político-partidistas y, pese a los dispares desarrollos posteriores y los resultados muchas veces desalentadores que dichas movilizaciones tuvieron, evidenciaban el hartazgo social ante una desigualdad histórica: la existente entre el centro del país con sus grandes ciudades metropolitanas y las regiones extremas con grandes territorios y poca población.

Es necesario señalar que en un sistema de cámara única las regiones extremas y poco pobladas quedarán minimizadas y marginadas de las grandes decisiones del país. Al tener pocos votantes y, con ello, pocos diputados/as, los problemas de las regiones aparecerán como poco relevantes en el debate político nacional”.

Para muchas de las personas movilizadas en regiones extremas esta desigualdad se manifestaba en el desigual acceso que ellas tenían a los servicios de salud, educación, infraestructura, empleo y oportunidades de desarrollo, así como en la permanente invisibilización de los problemas de esas regiones dentro de la agenda pública y de la política nacional.

Es habitual, al conversar sobre la vida cotidiana con personas de Magallanes, Aysén, Chiloé, Arica o, incluso, Calama, escuchar frases tales como “no les importamos a los políticos porque somos pocos votos”, “cuando hay problemas acá no salimos ni en las noticias”.

Últimas noticias

Greenpeace y FAU suscriben convenio para trabajo medioambiental

El 30 de noviembre de 2022 se firmó un convenio de colaboración entre la Facultad de Arquitectura y Urbanismo U. de Chile y Greenpeace, cuyo objetivo es abordar problemáticas ambientales como la gestión hídrica, la protección de los océanos, el cambio climático, los impactos territoriales de la salmonicultura, entre otros.

180 años de la Casa de Bello:

Estudiante FAU participa en Ceremonia de Reconocimiento Estudiantil

El evento realizado el 17 de noviembre, fue encabezado por la Rectora Rosa Devés y organizado por la Vicerrectoría de Asuntos Estudiantiles y Comunitarios, dirigida por la Prof. Josiane Bonnefoy. En la Ceremonia se realizó un conversatorio que contó con la participación de la estudiante Margarita Muñoz Mendez, monitora del área de Desarrollo Estudiantil y estudiante de Diseño de la FAU

Alianza AceroLAB es uno de los ganadores del Desafío ModHabitar

El desafío, organizado por el Centro Tecnológico para la Innovación en la Construcción, tuvo como objetivo desarrollar modelos de viviendas económicas, industrializadas, sustentables y escalables para mejorar el estándar habitacional de Antofagasta. Uno de los proyecto ganadores fue del equipo multidisciplinar conformado por la FAU, Empresas Cintac, Aza, Volcán y la Oficina de Arquitectura Tomás Villalón.

Compartir:
https://uchile.cl/t184925
Copiar